Netbook.

De Wikipedia, la enciclopedia libre

Archivo:Netbook.jpg

El término netbook fue re-introducido por Intel en febrero de 2008[1] para referirse a una subportátil, es decir una categoría de computadora de bajo costo y reducidas dimensiones, utilizadas principalmente para navegar por Internet y realizar funciones básicas, como, por ejemplo, proceso de texto y de hojas de cálculo.

Originalmente, el término había sido introducido por la empresa Psion para utilizarlo en una gama de computadoras portátiles similares a una handheld, lanzada en 1999. Psion obtuvo el registro de la marca en los Estados Unidos en noviembre del año 2000.[2]

Un término derivado es Nettop, que identifica a los ordenadores que tienen características similares de tamaño, prestaciones y precio, pero no son portátiles, sino de escritorio.

 
// if (window.showTocToggle) { var tocShowText = "mostrar"; var tocHideText = "ocultar"; showTocToggle(); } //

'Algo menos que portátiles'

Sin unidad óptica, con teclados reducidos y pantallas que dan menos resolución que una PDA, estos equipos pueden ser lo que buscas.

Una plaga ha invadido las tiendas de informática. Son similares a los portátiles, pero más pequeños, como un juguete. Nada más lejos de la realidad: son PC, completos, con prestaciones equiparables a las de muchos portátiles.

Los fabricantes de equipos portátiles han intentado, durante años, conseguir en sus modelos las mismas prestaciones que en los de sobremesa, pero con la clara ventaja de poder llevarlos a cualquier sitio. Sin embargo, desde hace alrededor de un año existe una categoría de PCs que no parecen tener la potencia o el aspecto típico de los modelos denominados portátiles. Estos, que disponen de sistemas operativos especialmente adaptados, limitaciones impuestas por las compañías que intervienen en su diseño y un mercado objetivo más amplio de lo que imaginas, han sido bautizados como NetBooks.

Quizá, nada más mirar las características técnicas de uno de estos ordenadores, sientes que no puede servirte de mucho. Sus procesadores tienen la potencia de un equipo de sobremesa de hace unos cinco años. La tarjeta gráfica, salvo en casos excepcionales, no está preparada para reproducir video de alta resolución. Si quieres usar una unidad óptica, por ejemplo de DVD, tendrás que adquirir un modelo externo. Además, los teclados que incorporan no pueden ser mucho mayores que la pantalla o los equipos perderán una de sus ventajas: su diseño increíblemente compacto. En cuanto a los aspectos positivos, también los tienen y no son pocos. Desde la duración de las baterías hasta el peso o la incorporación de tarjetas de comunicaciones 3G junto a las más habituales WiFi y Bluetooth.

Cumplen bien como gestores de correo, visores de libros electrónicos, terminales remotas y, además, apenas da pereza llevarlos en la mochila.

¿Qué es un Netbook?

Los NetBooks son ordenadores portátiles de reducidas dimensiones y bajo coste destinados a proporcionar acceso a Internet y permitir la ejecución de aplicaciones ofimáticas como procesador de texto.

El término es muy reciente, ya que el primero en usarlo fue Intel en febrero de este mismo año para denominar su propio modelo de mini portátil.

Todos disponen de conexión de red inalámbrica y de cable, varios puertos USB y teclado QWERTY. Muchos han optado por incluir un disco duroSSD para de ese modo reducir peso y aumentar la resistencia a las vibraciones y los golpes.


El origen

Hace ya tres años que se presentó el proyecto OLPC (One Laptop Per Child, “un portátil por cada niño”). Su idea era crear un PC de bajo coste para escuelas del tercer mundo. Su precio debía rondar los 100 dólares, y se pedía que fuese pequeño, ligero, resistente y con gran autonomía. Pese a las dudas que generó, el proyecto es una realidad (ya se distribuyeron en Uruguay), y ha tenido un efecto secundario inesperado: los NetBooks.

Pese a que los OLPC sólo se venden a gobiernos de países en desarrollo, algunos fabricantes detectaron el interés de los usuarios del primer mundo en contar con un equipo de similares características y empezaron a diseñar ordenadores parecidos. Actualmente se comercializan más de 15 modelos distintos de mini portátiles de marcas tan conocidas como Intel, Acer, HP, Dell, la española Airis, Asus y MSI.


El por qué de su éxito

Los NetBooks, o mini portátiles, representan con un éxito poco visto hasta ahora el término medio entre los ordenadores portátiles y los dispositivos móviles de menor tamaño, como “smartphones” o “PDA”.

Además, tienen varias ventajas frente a los portátiles: • Más ligeros: Su peso suele ser poco más de un kilo. Un portátil normal ronda los 3 kg. • Dimensiones muy reducidas: El tamaño de su pantalla LCD y prescindir del hardware superfluo les permite “meter” un ordenador completo en muy poco volumen. • Precio asequible: Aunque lejos de los 100 dólares del OLPC, su precio es de unos 400 euros, incluso, de 300. • Autonomía: Menor pantalla, procesadorde bajo consumo, menos componentes... la duración de sus baterías dobla o triplica fácilmente la de cualquier portátil.

Por otro lado, también existen ciertas ventajas frente a los ordenadores de bolsillo: • Prestaciones: La potencia de cualquien NetBook es muy superior a la de estos dispositivos. • Tamaño de la pantalla: Por grande que sea, la pantalla de un smarthpone es más pequeña (la del iPhone tiene 3.3 pulgadas). Esto los hace menos adecuados para navegar o para reproducir contenidos multimedia.


¿Quién los necesita?

Archivo:HombreNegociosNetbook.jpg

En principio estaban destinados a gente que se desplaza mucho. El usuario tipo en este caso sería un profesional que usa a menudo el tren o el avión o un joven que usa Internet desde cualquier lugar imaginable. Un NetBook pesa poco y permite trabajar cómodamente. Su precio le permite convertirse perfectamente en el 2º PC de estos usuarios.

Es precisamente el precio lo que los hace muy atractivos para usuarios de bajo poder adquisitivo. Sus prestaciones son equiparables a las de los portátiles, y su coste es inferior: son la oportunidad de muchas personas para contar con un ordenador cuando antes no podían costeárselo.

Finalmente, es el ideal para ser el primer PC de un niño. Robustos, baratos, su tamaño parece pensado para manos pequeñas y, lo más importante, son ordenadores de verdad.

Disco duro

Sólo hay un mini portátil con disco flash entre los analizados. Más que una ventaja, puede interpretarse como una limitación, ya que su capacidad de almacenamiento es reducida. En casi todos es de unos 80Gb, excepto en los modelos de Medion y HP, que cuentan con un disco de 160Gb.


Rendimiento

Ambos NetBooks son capaces de trabajar a una velocidad más que razonable con las aplicaciones ofimáticas más corrientes, como procesador de textos o programas para Internet. El modelo de MSI ofrece un rendimiento superior, ya que integra un reluciente Intel Atom de nueva generación. Eso se nota, sobre todo en tareas de mayor carga de CPU, como la codificación de audio y vídeo. El hecho de tener 1Gb de memoria RAM frente a los 512Mb de Asus Eee PC también contribuye.


Procesadores

Los primeros NetBooks usaban versiones ya existentes, como los Celeron M, o diseñados para gastar poco, como los Via C7.

La apuesta de cada fabricante se basa en aspectos diferentes de los NetBooks. Aunque lo más notable parece ser el coste de fabricación, no faltan ejemplos como algunos equipos de ASUS que compiten con portátiles de gama media.

Los productos basados en Intel, que parecen ser el estándar, aprovechan el procesador de bajo consumo Atom (desarrollado específicamente para dispositivos móviles). Otras ofertas incluyen micros de VIA y, dentro de poco, quizá veamos la apuesta de AMD en equipos de este tipo. Lo que está claro es que no sólo debemos fijarnos en el procesador central, ya que su rendimiento y consumo pueden resultar espectaculares sobre el papel, sino que el resto del equipo influye tanto o más que la CPU. De esta manera, vemos que el conjunto de chips que acompaña a los modelos de Intel no está optimizado para reducir la cantidad de energía necesaria para funcionar. Un aspecto a mejorar para futuras generaciones. VIA, por su lado, tampoco queda muy bien situada en este sentido, pero a nivel de conjunto sí da la sensación de que su tecnología gráfica está más compensada con el nivel de consumo y rendimiento del procesador central. Aunque esto último no se refleja positivamente en las pruebas realizadas. Un detalle, este último, que da lugar a ciertas suspicacias en cuanto a los [[sistemas operativos]] y configuraciones elegidas. Si un equipo conWindows Vista rinde pobremente, el motivo para optar por este en lugar de XP o Linux se antoja una maniobra por extender el uso del sistema más moderno. La mayoría de los modelos cuentan con Windows, excepto “Inves Junior” y “HP Mini Note”, que pueden adquirirse también con Linux. Casi siempre es un versión especial de este sistema, con una interfaz diseñada para facilitar su manejo por todo tipo de usuarios. Los NetBooks Linux suelen ser más baratos, en incluyen todo el software necesario para trabajar con ellos desde el primer momento.


Usabilidad

Aunque en un principio se habló de equipos portátiles con Linux, la realidad es que los NetBooks han sevido para revivir Windows XP y que este sistema operativo, con ocho años de edad, vuelva a venir de serie con multitud de máquinas. Una versión adaptada para la situación y cuyas licencias son exclusivas para estos ordenadores es la opción elegida en todos los casos basados en Atom. Por su parte, con procesadores VIA la libertad parece predominante.

Al igual que la resolución de pantalla, que salvo con escritores virtuales, en la plataforma Intel se limita a 1.024x600 puntos, independientemente del formato y dimensiones físicas. Limitaciones a nivel de hardware y software que sólo se superarán con revisiones aún por llegar.


Conectividad

WiFi, BT y 3G junto con Ethernet y en algunos casos un módem analógico son opciones habituales. Está claro que el carecer de unidades ópticas, las posibilidades de ampliación externas son lo más importante en estos sistemas. La idea que resulta más lógica a la hora de usar un NetBook pasa por emplearlos como equipo secundario. Es decir, si ya dispones de un PC potente, de sobremesa, o incluso un portátil que usas habitualmente, para llevarte de un lugar a otro, sólo te hace falta lo mínimo en cuanto a hardware; de ahí que muchas veces usemos una llave de memoria o una PDA para los desplazamientos. Pero claro, si tuviéramos una pantalla, conectividad y la compatibilidad suficiente para, al menos, ver los programas y manejarlos un poco, las posibilidades se multiplican. La solución, un NetBook.

En cuanto a la gama de accesorios externos, la lista es casi tan amplia como en cualquier otro equipo, con especial atención a los productos con interfaz USB que tengan pocos requisitos en cuanto a consumo y un peso reducido. Así, te los podrás llevar en la cartera y mejorar las opciones de manejo.


Compactos por dentro

Las ampliaciones a nivel interno, por otro lado, no son un punto fuerte en estos sistemas. Ya que incluso hay modelos que llevan la memoria soldada a la placa y, como mucho, puedes sustituir el único módulo incluido por uno de mayor capacidad. Aunque esta situación no es la más habitual.

En cuanto a los medios de almacenamiento, los discos duros ya llegan a los 160Gb en modelos mecánicos. Pero lo más interesante son los productos SSD o discos duros de estado sólido. Estos ayudan a mejorar la autonomía y el rendimiento, aunque a un precio que por ahora choca con el objetivo de muchos NetBooks. Por otro lado, en equipos realmente económicos puedes encontrar productos con sólo 4Gb u 8Gb de capacidad, ampliables con tarjetas de tipo SD, pero que dan poco más de sí que una PDA. Archivo:Netbook-Libro.jpg

Netbook o ultraligero

Pues depende. Y de qué depende; principalmente del uso que se le vaya a dar y del presupuesto con el que se cuente. En realidad, se prefiere un ultraligero, un equipo de menos de un kilo y medio de peso “cargadito” de RAM, amplio disco duro, procesador solvente y conectividad asegurada en cualquier momento y cualquier lugar (actualmente lo único que garantiza estar conectados a Internet sin importarnos tener una WiFi abierta o de pago cerca es una tarjeta 3G o un módem USB con tarjeta 3G). Un buen ultraligero es nuestro más ansiado deseo, pero cuando nos enteramos de que hay que pagar más de 1.700 euros, normalmente corre por nuestra espalda un escalofrío de pánico que nos convence de que lo que necesitamos es un NetBook.

Y aquí viene la segunda cuestión: ¿para qué se quiere el NetBook?, ¿Va a ser un equipo de apoyo al nuestro de sobremesa o al portátil “en condiciones”, o será el único ordenador con el que trabajemos?

- Los que tienen claro que su NetBook les servirá para consultar su correo, navegar por Internet, ver fotografías, abrir PDFs o escribir algún texto no muy extenso con el procesador de textos... pero de forma esporádica (fines de semana que estemos fuera de casa, algún viaje de trabajo, mientras trabajamos en la biblioteca...), pues muy bien, un NetBook es una gran idea, siempre que se cuente con una ranura para tarjeta 3G.

- El que se compra un NetBook como primer equipo está claro que se ha equivocado, lo que quiere es un ultraligero.


Fujitsu Siemens

La compañía ha apostado por un diseño en su AMILO Mini Ui 3520 al que ha dotado de una carcasa adicional de color rojo que, además, le protege de cualquier arañazo. Como complemento es posible adquirir también otra transparente que mostrará una de nuestras mejores instantáneas. El equipo va provisto de un procesador Intel Atom N270 que le proporciona un menor consumo. Otra de sus características es la elección de Windows XP, que facilita el uso y su integración en el hogar digital. En el apartado de la movilidad, integra WLAN, tarjeta PC Express y conectividad USB para 3G, Bluetooth y lector de tarjetas 4-en-1. Su pantalla de 9” va provista de webcam y lleva un doble micrófono que reduce el ruido de fondo en las comunicaciones VoIP. Este NetBook, con capacidad de almacenamiento de 60 Gbytes y una autonomía de tres a seis horas, tiene un precio de 399 euros. Archivo:Fujitsu-Siemens.jpg

Hablando del futuro

En cuanto a los cambios a nivel de sistemas, el tamaño de las pantallas seguirá restringido por debajo de las 10”, aunque los procesadores y demás componentes mejorarán su rendimiento, sobre todo en autonomía y consumo.

Bajo la plataforma NetBook, con la llegada de Windows 7, veremos pantallas táctiles multipunto y otras opciones del próximo sistema operativo de Microsoft. Pero para eso aún queda mucho.