Cómo corregir fotos “claruchas” o faltas de contraste con El GIMP y la herramienta Niveles

Ejemplo 1

Este es un ejemplo fácil de encontrar en nuestras fotos. Una imagen “deslavada” con zonas oscuras marcadas por un aspecto blanquecino. Se debe principalmente a que hay mucha diferencia entre los detalles de las paredes de madera oscura del templo y el suelo claro totalmente iluminado por el sol. La cámara “ha optado” por interpretar la luz de la zona de sombras forzando en exceso el resto de la imagen y por ello se ha perdido contraste. Igualmente se puede observar que en el suelo se ha perdido detalle por el “exceso de luz”.

Imagen

Observando el histograma con la herramienta Niveles enseguida comprobamos que hay una zona vacía a la izquierda. Eso quiere decir que los tonos más oscuros que podría representar el ordenador no se están aprovechando. Así que la primera operación va a ser decirle que para nosotros el valor más oscuro sea el primero que existe en la imagen. Y esto lo hacemos llevando el triángulo de la izquierda conocido como “Punto negro” a donde comienza la gráfica. Obsérvese en la figura como he movido el triángulo y su valor ha pasado del 0 inicial a 22.

Imagen

Damos a Aceptar y la imagen resultante es esta otra en la que ya lo blanquecino no aparece y la apariencia ha mejorado bastante. En realidad, hemos ido viendo sobre la marcha el cambio producido mientras desplazábamos el triángulo ya que tenemos activada la casilla de Vista Previa.

Imagen

Pero todavía es mejorable. Lo blanquecino en realidad no ha desaparecido del todo. La operación hubiera servido con muchas imágenes, pero aquí nos hemos quedado cortos. Por lo que el siguiente paso, o mejor dicho, el siguiente intento, es sacrificar algo.
Si observamos las sombras, está la puerta y otras zonas oscuras en las que el detalle no parece excesivo. Así que utilizamos Edición->Deshacer (o ctrl-z) para revertir a la imagen original y abrimos de nuevo la herramienta de niveles. Esta vez probamos con valores más altos del punto negro. Fijándonos un poco en qué sombras comienzan a volverse totalmente negras como por ejemplo en el pelo de la mujer. Yo he parado en el valor 45, pero esto depende de cada uno.

Imagen

El resultado ahora es más atractivo.

Imagen

Lo único que queda es dar un toque de vidilla con el filtro de Vivid Saturation también al gusto del cliente. Yo me quedé con este.

Imagen


Y vuelvo a poner la imagen original para compararlas las dos juntas. No está mal ¿eh?



Imagen
Ejemplo 2

Esta nueva imagen tiene un problema similar. En este caso el tener el sol “mal situado” produce un halo blanquecino sobre todo en la parte derecha de la imagen.

Imagen

Observando el cielo, pronto nos damos cuenta de que podemos olvidarnos de que tenga un color azulado (salvo pintándolo) pero en realidad lo que a nosotros nos importaba era el resto de la foto que es el motivo principal. La gente descansando bajo la sombra del imponente muro que va a ser el que marque el color dominante. De ahí, que éste color nos importe más que el del cielo.
Abrimos la herramienta niveles y vemos que no es necesario “sacrificar” mucho para ganar en contraste de la imagen.

Imagen

La resultante ya tiene un muro menos blanquecino.

Imagen

Sin olvidarnos del último paso dando un toque de saturación a la imagen.

Imagen

Que volvemos a comparar con el original para apreciar mejor los cambios.

Imagen