Logo Guí Impresión

Ingresar

Olvidaste tu contraseña? Aquí

Registrate

Aún no estas registrado?



Problemas de imprimibilidad en offset

12/01/2013

En la última década, el sector de las artes gráficas ha experimentado un considerable aumento de la calidad en el ámbito de la reproducción de imagen. Avances tecnológicos como el CtP han mejorado mucho el registro de impresión o los nuevos desarrollos en mantillas han permitido una transferencia de tramas más precisa. Aun así, la impresión, en cualquiera de las tecnologías existentes no deja de ser un proceso cuyos resultados se ven influidos por un gran número de variables físico-químicas que, en caso de estar mal combinadas, pueden provocar una disminución importante de la calidad de impresión.

En algunos casos, los problemas de imprimibilidad son exclusivos de la tecnología de impresión empleada. Por ejemplo, en flexografía y en huecograbado es común la aparición de rayas causadas por suciedad acumulada en las rasquetas mientras que en offset es habitual la aparición de motas originadas por suciedad adherida a las mantillas. En otros casos, los problemas son comunes a todas las tecnologías como los defectos de trapping o atrape de las tintas o el balance de grises.

En este artículo nos centraremos en los defectos de impresión más comunes de la impresión offset como son el mottling y el arrancado de partículas de los soportes papeleros. Estos defectos de impresión son, por tanto, solo incidentes en tecnologías de impresión que empleen tinta grasa y papeles estucados y no estucados.

Mottling

Podríamos caer en la tentación de traducir mottling simplemente como moteado, aunque de este modo no estaríamos definiendo exactamente a lo que se refiere el término. El mottling es la consecuencia de la falta de homogeneidad en la absorción o distribución de la tinta sobre la superficie del papel que tiene como resultado una impresión nublada, manchada o grumosa. Algunos impresores conocen este defecto como “piel de naranja”. Es especialmente visible en las imágenes o zonas grandes de medios tonos así como en zonas uniformes de tintas sólidas.

Las causas de este defecto se centran en una absorción irregular de la tinta en el papel debido a una distribución irregular de la capa de estucado del soporte papelero y de las propiedades del secado y tack de las tintas. En la siguiente imagen vemos un corte transversal de un papel estucado donde se observan importantes diferencias en el espesor de la capa de estucado. Estas diferencias provocan, por un lado, una tasa de absorción de la tinta o la solución de mojado variable a lo largo de la superficie del papel y, por otro, una dispersión irregular de la luz. Esto último lo explicaremos más adelante.

Figura 2. Distribución irregular de la capa de estucado que provoca diferentes grados de absorción de la tinta y el agua

El mottling es un defecto complejo del que no se conocen todas sus causas con exactitud. Sabemos que tiene su origen en la absorción irregular de tinta y solución de mojado en el papel, pero en él influyen además otras muchas variables de la impresión como el ajuste de presiones de la máquina, la temperatura y el tiro de las tintas, la humedad relativa de la sala de impresión y las características superficiales de las mantillas entre otras. Podemos distinguir el mottling en función de la causa que origina esa absorción irregular:

Por un back trap irregular. Pensemos en una máquina de impresión de cuatro cuerpos impresores. Supongamos que la primera unidad imprime con tinta negra y que la deposición de la misma se realiza homogéneamente sobre el papel. Esa tinta recién impresa estará aun lo suficientemente fresca al contactar con la mantilla de la siguiente unidad como para ceder una pequeña parte. Esto es normal en la impresión offset, es lo que se conoce como el back trap o el splitting back. Es, por tratar de traducirlo de algún modo, la “devolución” de una parte de la tinta impresa en el papel a la mantilla siguiente. Si esta devolución o partición de la tinta se realiza irregularmente en diferentes zonas del soporte papelero, se producirá el mottling. Hay dos motivos fundamentales por los que la partición de la tinta puede realizarse de modo irregular: por una absorción no homogénea de la tinta producida por la mala distribución del estucado (como veíamos en la Figura 2) y por las características superficiales de las mantillas. Este efecto sólo puede producirse en máquinas de más de una unidad de impresión y, de producirse, será más notable en las tintas de las primeras unidades.

Por la interferencia de la solución de mojado (Water Interference mottle). Como sabemos, la impresión offset se basa en la incapacidad de mezclarse el agua y la tinta grasa. En la forma impresora hay zonas que reciben la humectación de la solución de mojado (zona hidrófila) y que a su vez repelen la tinta, que se deposita en las zonas lipófilas de la plancha. Volviendo al ejemplo anterior, la primera unidad de impresión, aporta tinta a las zonas de imagen y solución de mojado a las zonas de no imagen de la plancha. El papel, al llegar a la segunda unidad de impresión tendrá, por tanto, tinta negra aun fresca formando la imagen impresa y agua en proceso de absorción en la zona de no impresión. La segunda unidad imprime tinta cian a la zona no impresa de la unidad anterior. Si la impresión de esta segunda tinta se realiza sobre un papel que no ha podido absorber al completo la solución de mojado, o lo ha hecho irregular o parcialmente, se podrá producir este tipo de mottling. La obtención de este tipo de mottling dependerá en mayor medida de la capacidad del papel de absorber la solución de mojado, de la cantidad aportada, y de sus características. Una solución de mojado con valores de pH o conductividad inadecuados pueden provocar engrases en la plancha que obliguen al impresor a aportar mucha cantidad de agua para lavar la plancha. El exceso de agua, la porosidad del papel y la presión de impresión son las causas fundamentales.

Por el trapping de las tintas (Ink trap mottle). Este tipo de mottling se origina cuando el trapping entre las tintas de impresión es bajo, lo que se traduce en una película de tinta irregular e inconsistente sobre el papel. Las tintas con buen valor de trapping aceptan, capturan o atrapan adecuadamente, las siguientes capas de tinta de las unidades de impresión posteriores. Continuando con el ejemplo, pensemos que la unidad dos imprime una zona amplia con tinta cian para formar la imagen de un cielo. La unidad tres, con magenta, imprimirá tramados ligeros sobre ese cielo para dotarlo de un matiz más azulado. Si el trapping entre estas dos tintas es muy pobre, la tinta magenta no será capaz de anclar correctamente sobre la tinta cian impidiendo una impresión homogénea. En nuestro ejemplo, ese cielo se vería graneado o grumoso. El trapping de las tintas depende del tack, el tiro o pegajosidad. En la formulación de las tintas se debe tener en cuenta la secuencia de colores de la máquina. De este modo, el tack debe ser descendente. La tinta de la primera unidad de impresión deberá tener siempre un tack superior al de la siguiente. Cuando esto no ocurre, bien por formulación incorrecta o por modificaciones de la secuencia de las tintas, se pueden producir problemas de trapping. Por otro lado, la temperatura de la tinta incide considerablemente en su viscosidad: a menor temperatura, mayor tiro.

Mottling en medios tonos (Halftone mottle). La ganancia de punto de impresión se produce tanto por factores mecánicos como la presión de impresión como por factores ópticos. Al observar los impresos estamos viendo un crecimiento de punto del que depende, además del engrose provocado por la presión, también por la penetración y dispersión de la luz alrededor de los puntos del tramado que crea una ilusión óptica de ganancia de punto. En los papeles no estucados, la penetración y dispersión de la luz (light scattering) es mayor que en los papeles estucados. Si la distribución del estucado de los papeles no es suficientemente homogénea (Figura 2) se obtendrán diferencias de ganancia de punto óptica en los tramados, siendo más visible en los tonos entre el 30% y el 60%. Este proceso se explica mejor en la Figura 3. El mottling en medios tonos no lo consideraremos un defecto de imprimibilidad como tal, sino más bien una ilusión óptica en la que influye la fabricación del papel y la capacidad de absorción de tinta y agua del mismo. Por otro lado, los tramados también pueden imprimirse irregularmente si hay un exceso de emulsión de la tinta con agua.

Figura 3. La distribución irregular del estucado provoca diferencias en la dispersión de la luz (light scattering) generando diferencias de ganancia de punto óptica

Como vemos, en el mottling influyen multitud de posibles variables. Para empeorar las cosas, cualquiera de los casos comentados suele combinarse con otros. Cuando aparece el mottling por interferencia del agua es habitual también el mottling en medios tonos. El mottling por back trap puede combinarse también con el que genera el incorrecto trapping de las tintas, etc.

Arrancado de partículas o picking

El picking ocurre cuando se arrancan pequeñas partículas del estucado o de las fibras de la superficie del papel, aunque en este caso se denomina deshilachado o, en inglés, linting. El picking no solo afecta a la calidad de impresión muy negativamente sino que además puede provocar daños en la mantilla u obligar a lavar máquina con más frecuencia de la habitual.

Aunque el origen de este defecto sea habitualmente atribuido a la propia fabricación del papel, el picking puede estar causado por la interrelación de variables del proceso de impresión entero. El problema puede ser originado, como decimos, por una mala cohesión de las fibras papeleras o por una mala adhesión entre las fibras y el estucado pero también por un tack excesivo de las tintas provocado baja temperatura de la sala o la batería de entintado, por exceso de presión, por una velocidad de impresión superior a la que soporta el papel o por una mala configuración de la solución de mojado.

No debemos confundir este defecto con el que produce la contaminación dispersa en la mantilla como los polvos antimaculantes o partículas adheridas por estática al papel que impiden una buena reproducción de la imagen. El picking produce un verdadero arrancado, un levantamiento de las fibras o del estuco creando roturas o cráteres en el papel. En la Figura 4 pueden observarse diferentes niveles de arranque.

Cuando los problemas de arrancado superficial llegan a ser generalizados se tomarán medidas entorno a la formulación de las tintas: composición de antisecantes y valores de tack principalmente. La temperatura de las mesas distribuidoras de la batería de entintado y la aclimatación de los papeles también deberá tenerse muy presente dado que si la tinta no alcanza la temperatura de trabajo adecuada incrementará su valor de tack. Deberá controlarse el pH de la solución de mojado ya que el exceso de acidez ataca y debilita la capa de estuco. Además hay que adaptar parámetros como la velocidad y la presión de impresión según los soportes utilizados.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuente: http://www.gestiondecolor.com/blog/i/34026/128/problemas-de-imprimibilidad-en-offset

Autor: http://www.gestiondecolor.com

Volver

 


Bolsa de trabajo



El uso de este sitio web implica la aceptación de los Términos y Condiciones y de las Políticas de Privacidad
Copyright © 2012 Doble C. Desarrollo: ico Idel4